México pondrá barreras para proteger de forma temporal a textiles y calzado

El gobierno de AMLO establecerá por seis meses aranceles de 25 y 30% a productos industriales de textiles y calzados que provengan de países con los que no hay tratados de libre comercio.

 

CIUDAD DE MÉXICO- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Economía (SE), establecerá aranceles de 25 y 30% a productos industriales de textiles y calzados importados de otras regiones del mundo con las que el país no tiene tratados de libre comercio.

La medida será por seis meses y busca contrarrestar las prácticas ilegales y de subvaluación que enfrentan dichas industrias, y se hará a través de la firma de dos decretos presidenciales, detalló el subsecretario de Industria y Comercio de la dependencia, Ernesto Acevedo Fernández.

En conferencia de prensa, el funcionario destacó que el arancel será aplicado en al menos 256 fracciones que considera el instrumento, aunque se podrían incluir otras más.

Para la industrial del textil, indicó, el nuevo decreto contendrá las fracciones arancelarias generadas en 2016 y 2017 a partir del desdoblamiento de otras ya existentes.

Este tipo de desdoblamiento permite tener un monitoreo más puntual del comercio que se realiza con otras naciones y, por ende, un mejor control y darle mayor información al importador, apuntó.

Refirió que no sólo distintos países de Asia han incrementado su producción y “nos enfrentamos a un competencia férrea en el mercado internacional de textiles”.

La situación se agrava aún más por prácticas comerciales ilícitas, pues existen actividades que redundan en la subvaluación de los productos importados, triangulación entre países y abuso de los programas sectoriales, como el Inmex, alertó el subsecretario.

En 8.0% de las importaciones de textiles se reporta precios menores a los costos de las materias primas y en una situación similar está 6.0% de las compras de productos confeccionados del exterior, lamentó.

El 31% de los productos textiles y 48% de los confeccionados tienen una subvaluación y proviene de Estados Unidos, aunque otros más llegan de Asia, comentó.

Respecto al calzado, dijo que el importado enfrenta también el problema de subvaluación en los precios y otra cantidad proveniente del Oriente es de material de plástico, sintético y a precios más bajos de los que ofrece la industria nacional.

Fernández expuso que en Guanajuato, con 78%; Jalisco, con 12%; Estado de México, con 3.5%, y la Ciudad de México, con 2.4%, concentran la mayor parte de la producción nacional.

Pero es en la primera entidad donde hay condiciones adversas, pues tienen dificultades para encontrar al capital humano especializado y, sobre todo, retenerlo.

 

Con información de Expansión