TECNOLOGÍA

Este videojuego ayudaría a reconstruir la catedral de Notre Dame tras incendio

La diseñadora Caroline Mioosse recreó la catedral, con base en imágenes y la asesoría de historiadores, para el juego Assassin’s Creed Unity lanzado en 2014.

Assassin’s Creed Unity, el videojuego lanzado en 2014 por la empresa Ubisoft, podría ayudar a reconstruir la Catedral de Norte Dame, luego del incendio que sufrió.

La diseñadora de Ubisoft, Caroline Mioosse, pasó más de dos años de su vida estudiando minuciosamente los detalles de la catedral para recrearla en el videojuego, de acuerdo con el sitio especializado en tecnología Gizmodo.

“Hice algunas otras cosas en el juego, pero el 80 por ciento de mi tiempo lo pasé en Notre Dame”, indicó.

Assassin’s Creed Unity ubica a sus personajes en el año 1789, en París, donde los miembros de una pandilla buscan revelar los verdaderos poderes que se ocultan tras la Revolución Francesa.

Los gamers pueden entrar a la catedral y recorrer todo su interior.

Miousse revisó cientos de fotos para entender la arquitectura de la catedral y trabajó con artistas para asegurarse de que cada ladrillo fuera tal y como debía ser.

Incluso se apoyó en historiadores quienes la ayudaron a recrear las pinturas exactas que colgaban de las paredes.

La diseñadora también agregó las agujas icónicas de la catedral, a pesar de que no existían en ese momento de la historia, lo hizo simplemente porque “el edificio se sentía mal sin ellas”.

Esto especialmente ayudaría a rehacer la aguja de la Catedral que quedó destruida el lunes por el incendio que afectó el recinto.

La aguja, que contenía las reliquias de San Denis y San Genevieve, santos patronos de París, estaba pasando por un proceso de renovación de 6.8 millones de dólares (6 millones de euros).

Una serie de imágenes de cobre de tres metros de alto, que representaban a los 12 apóstoles y a los cuatro evangelistas, se encontraban alrededor de la aguja. Estas se salvaron del fuego gracias a que fueron enviadas al sur de Francia como parte de los trabajos de renovación.

Con información de El Financiero