De una aldea del Himalaya a multimillonario de Silicon Valley

El fundador de Zscaler ahora es parte de una creciente ola de multimillonarios que han construido negocios basados en la seguridad informática.

Décadas antes de unirse a las filas de los megaricos de Silicon Valley, Jay Chaudhry vivía con sus padres en un pueblo del Himalaya sin agua potable.

El fundador de Zscaler ahora es parte de una creciente ola de multimillonarios que han construido negocios basados en la seguridad informática. Chaudhry, de 60 años, y su familia se benefician de participaciones en la firma de San José, California, con un valor de casi tres mil millones de dólares. Él y otros seis magnates del software de seguridad informática que han amasado fortunas de 10 cifras en el último año suman un total cercano a 9 mil 500 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, y juntos representan la oleada más reciente de riqueza dentro de los fundadores de empresas con foco en internet.

“A veces miro hacia atrás y digo: ’¡vaya!’”, comentó Chaudhry en una entrevista telefónica el mes pasado. “Mi éxito hasta ahora ha sido principalmente porque tengo muy poco apego por el dinero. Mi obsesión es realmente garantizar que internet y la nube sean un lugar seguro para que todos puedan hacer negocios”.

Alimentadas por el rápido ascenso de los servicios en la nube, las empresas ligan cada vez más sus negocios a las redes en línea. Si bien esto les permite reunir niveles sin precedentes de información operativa, también expone a sus empresas a más amenazas cibernéticas. Leyes de protección de datos y los ataques cibernéticos de alto perfil obligan a las compañías a reconsiderar sus defensas en la red.

El crecimiento de empresas informáticas centradas en la nube como Zscaler, Fortinet y Palo Alto Networks representa una amenaza para la cuota de mercado de proveedores de software de red más consolidados como Cisco Systems y Juniper Networks. Los dos principales accionistas individuales de Fortinet, los hermanos nacidos en China Ken y Michael Xie, han emergido como multimillonarios este año, después de que las acciones de la firma de Silicon Valley subieran más del 20 por ciento desde enero.

Zscaler generó revuelo en marzo en la bolsa Nasdaq de Nueva York cuando sus acciones subieron un 106 por ciento el primer día de operaciones. Desde entonces, los títulos han subido más del 50 por ciento, lo que sitúa su valor de mercado en unos seis mil millones de dólares.

La compañía superó las estimaciones de los analistas el jueves al reportar ingresos en el segundo trimestre de 74.3 millones de dólares, un incremento de 65 por ciento respecto a los 12 meses anteriores.

Chaudhry, quien tiene una maestría en administración de empresas, ingeniería industrial y ciencias de la computación de la Universidad de Cincinnati y también estudió en la Escuela de Negocios de Harvard, fundó Zscaler hace más de una década, después de constituir y vender otras cuatro startups informáticas.

Pese a su fortuna, Chaudhry afirma que su vida no ha cambiado significativamente. Sigue visitando la aldea del Himalaya donde creció cada cierto tiempo y aseguró que en lugar de legar riqueza, su prioridad es transmitir la ética de trabajo que sus padres campesinos le inculcaron.

“Para mí, la felicidad es un estado mental”, manifestó. “Y el dinero tiene muy poco que ver con eso”.

Con información de El Financiero