Lineas Generales

Sitio de Noticias Oaxaca, México y el mundo

ESTILO

El reciclaje ya no es suficiente: los desperdicios son lo de ‘hoy’

 


 

La economía de la reutilización, donde materiales y productos se reutilizan varias veces está en aumento. Las empresas, principalmente las de la industria de alimentos y bebidas, están vendiendo repuestos y lanzando esquemas de devolución para recuperar materiales.

En México, una de las principales industrias que participan es la Industria Mexicana de Bebidas (Anprac), que a través de su planta de Petstar –que involucra al sistema Coca Cola de México, Bepensa, Arca Continental, Bepensa, entre otros— recicla aproximadamente 3,181 millones de botellas al año. El objetivo es que para el 2030 puedan recolectar el equivalente a todas sus botellas e incorporar hasta el 50% de material reciclado en sus envases.

“En cuanto a residuos, instalamos ocho plantas de reciclaje de PET que representan el 58% del total de la industria de reciclado de PET en nuestro país, incrementamos el acopio y reciclaje de estos envases  en los últimos 16 años, con lo que evitamos la emisión de 11 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, que equivale a haber plantado 797 Bosques de Chapultepec”, señala la Anprac en su sitio web.

En 2018 lograron acopiar 79,543 toneladas de botellas PET de las cuales 64,722 fueron procesadas –el resto se comercializa como subproductos— para producir 50, 816 toneladas de resina reciclada de PET grado alimenticio.

Por otro lado, Coca Cola Company, a través de sus embotelladoras Arca Continental y Coca Cola Femsa, lanzaron en el mercado mexicano su botella universal, una botella retornable para reducir precios.

“La tendencia revolucionarios de la reutilización involucra dos temas: el reciclado y el rellenado. Primero, el reciclaje de botellas de plástico para el uso repetido es una faceta importante para reducir la dependencia de combustibles fósiles y permitir una menor huella de carbono. Segundo, los envases rellenables están aumentando, como observamos en las estaciones gratuitas de llenado de agua e iniciativas de envases reutilizables en los establecimientos de servicio de alimentos y retail. La circularidad llegó para quedarse”, señala Rosemarie Downey, jefa global de investigación de empaque de Euromonitor Internacional.

Por su parte, Starbucks también lanzó hace un par de años su envase reutilizablefabricado en México con materiales 100% reciclables, con el fin de servir el 5% de todas sus bebidas a nivel global en esos envases, para dejar de utilizar el plástico. El uso de su vaso reutilizable se ha incrementado en un 55% en los últimos años, según datos de la compañía reconocida por el logo de la ‘Sirena Verde’.

Otro  ejemplo de reutilización es el caso de Heineken México, que contempla reciclar 10 millones de vasos, 25% hechos de cebada y el 75% hechos de plástico convencional, en los más de 1,000 eventos que patrocinan al año. Los vasos reciclado serán para realizar 900 sillas que utilizaran en las oficinas de la compañía.

Mientras que Grupo Bimbo lanzó en octubre su primer empaque 100% compostable, lo cual es parte de uno de sus objetivos para disminuir el uso de plásticos en México y el mundo.

La contaminación por plásticos y desperdicio de envases son parte importante de la fuerza que impulsa la reutilización. A medida que las empresas integren el envase reutilizable a sus líneas de producto, esta opción se volverá menos una ventaja competitiva y más un factor necesario, señala el documento tal.

“Más de 89,000 millones de toneladas de materiales fueron extraídos de la economía global en 2018. Sin embargo, solo el 9% de los materiales fueron recirculados, lo que significa que el 91% se desperdiciaron, de acuerdo con el Informe de Brecha de Circularidad 2019”, señala el estudio Las 10 principales Tendencias globales de consumo 2020. 

El 52.4% del reciclaje en México corresponde a orgánicos, mientras que el 10.9% corresponde a plásticos, el 13.8% a papel, el 5.9% a vidrios, el 1.7% del reciclaje corresponde al aluminio, el 1.1% a metales ferrosos, 1.4% a textiles y el 12.2% a otra basura, de acuerdo con la asociación Ecología y Compromiso Empresarial (Ecoce).

Por su parte, la empresa multinacional suiza Nestlé, a través de su negocio Nespresso y Dolce Gusto, busca aumentar el reciclaje de sus cápsulas de café que venden en México del 30% al 50% para 2021. En países europeos ya tienen avances del 70%, hasta el momento han utilizado parte de este material reciclado para elaborar plumas, navajas suizas e incluso bicicletas en alianza con la empresa sueca Vélosophy.

 

Con información de Forbes México