REGIONAL

CHICAPA DE CASTRO: “la tierra de los bordados más hermosos del Istmo” Por. @licluciogopar

EL BORDADO Y TEJIDO ES LA PASIÓN POR LOS ARTESANOS CON “MANOS DE ORO”, QIE CREAN LAS FLORES Y DECORACIÓN DE LOS TRAJES TÍPICOS REGIONALES DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC.

ESA HERMOSA TIERRA VIÓ NACER A LA DISEÑADORA DE MODAS: EIRA OROZCO PINEDA QUE PROSIGUE CON LOS TRAJES TÍPICOS, PERO TAMBIÉN CON NUEVAS PROPUESTAS MODERNAS Y CON SU PROPIO ESTILO PARA RESALTAR LA BELLEZA DE LAS MUJERES.

 

TEXTO: LUCIO GOPAR                                FOTOS: ANUAR BLAS PINEDA.

 

 

Chicapa de Castro es una agencia municipal de Juchitán de Zaragoza y se ubica en los límites con la zona Zapoteca y colindando con la zona Huave; para llegar a esta población es necesario tomar un transporte en la cabecera municipal, pasando por la vecina población de Unión Hidalgo.

Particularmente es nombrada ésta población, como “la tierra de los bordados más hermosos del Istmo”, esto, por desarrollar la técnica de los bordados en hilo de seda con una finísima puntada, difícil de lograr por personas que no están acostumbradas desde temprana edad, a ensayarla; aunado a ello, se puede encontrar una variedad de técnicas artesanales, plasmadas en hermosas telas que lucen increíbles una vez terminados los vestidos.

 

La población de Chicapa de Castro se ubica en la región del Istmo de Tehuantepec, a 26 kms.  de Juchitán de Zaragoza y 307 kms. desde la capital del Estado de Oaxaca. Se caracteriza por ser una tierra llena de actividades tradicionales, por parte de sus artesanas y artesanos.  Es un lugar muy reconocido por tener “las mejores puntadas en la técnica de bordado a mano”, por lo que un experto siempre quedará convencido y 100% satisfecho que si lo hizo un chicapeño o chicapeña, la puntada está hecha con una garantía que “vale oro”. También es un pueblo reconocido por cuidar celosamente las   costumbres y tradiciones ancestrales; tal es caso de las velas (fiestas de gala de noche), las mayordomías y bodas, ésta última representada por diversas actividades, comenzando con “el rapto”, llamada así por los chicapeños, ésta festividad que reúne a dos personas, que unirán sus vidas. En todo este proceso, los pobladores acompañan a las familias, brindando su apoyo moral y conviviendo sanamente.

 

 

EN CHICAPA HAY UNA LEYENDA

Existe una creencia ancestral, que a las orillas del estero, en el “Cerro Quebrado”, está situada “la  cueva del encanto”, los abuelos cuentan que muy pocos lo han visitado, porque hay oro y riquezas en abundancia, pero hay también “un misterioso guardián no humano” que resguarda todo esto, debido a que su argumento es, que estos tesoros pertenecen sólo a esta población.

Los pescadores del pueblo, cuentan que “en el cerro quebrado”, baja una persona, descendiendo a paso apurado, a la par del sol, lo cual obviamente causa tanta extrañeza y asusta a cualquier persona. Por ese motivo los pescadores tienen cuidado de no llegar tarde a su labor, para no ver ese fenómeno sobrenatural, lo cual por otra parte pone felices a sus familiares, al llegar los pescadores temprano a casa, sanos y salvos.

 

ALGUNAS DELICIAS DE CHICAPA

En Chicapa de Castro dentro de lo más representativo en comida que tienen es:  un molito guisado, en zapoteco le llaman: guiñadoo´,  o también lo conocen como: tapado, hasta un pescado al horno, en zapoteco: “venda zuqui” o el tradicional “guiñado´bendabua”, que es el molito de camarón, que es hecho a base de camarón, maíz y chiles; éstos son platillos típicos que se pueden degustar, cabe mencionar que en Chicapa de Castro,  una de las fuentes de ingresos más productivas, es la pesca. Por ello en Chicapa se consumen mucho los productos derivados del mar.

Acompañado de “Guetta bola” o las memelas, así como totopos y el tradicional queso fresco, es el acompañamiento perfecto para estos platillos tradicionales.

 

LUGARES NATURALES DE CHICAPA DE CASTRO

En esta población se ubican diversos lugares por visitar, si se busca un hermoso paisaje, “El Cerro Quebrado” es el lugar ideal, pues tiene un hermoso mirador, desde donde se divisan: la playa, el pueblo y su vegetación. A escasos kilómetros de la localidad, justo a un costado de un estero, hay un cause del rio que termina con el mar, siendo un lugar muy representativo, en el que se puede disfrutar, del agua, el sol y la brisa del manantial.

También “El Río Chiquito”, con cause y la terminación en su bella cascada, por lo que muchas de las paisanas acuden a este lugar, a lavar la ropa o enjuagar el maíz para las memelas, como a la usanza de antaño y no se diga en “La Semana Santa”,  los vacacionistas llegan a disfrutar, de éste lugar que se conserva hasta ahora, como una joya por la que “la modernidad  aún no la ha modificado”.

EIRA OROZCO PINEDA, UNA GRAN DISEÑADORA NACIDA EN ÉSTE LUGAR.

Ella nació un 14 de Octubre  precisamente en esta hermosa tierra de Chicapa de Castro, desde muy pequeña nos cuenta le nació la inquietud por el diseño y las modas, nos platica que de niña iba a comprar retazos de tela a las modistas, para ella poder confeccionar la ropita para sus muñecas, para lo cual tomaba una libreta y empezaba a imaginar cómo realizar los diseños de los vestidos para sus muñecas. Ella pensó que eso sería algo pasajero, por ser la etapa de su infancia, jamás se imaginó que esa sería la pasión más grande de su vida, la cual le ha dado grandes satisfacciones y con lo cual ha hecho feliz a tantas mujeres, en los momentos más significativos de sus vidas. Dice que se fueron presentando situaciones en su vida, como el hecho de que su mamá desde los 6 o 7 años, la fue involucrando a las ventas, (ya que su mamá era comerciante), al principio no le gustaba mucho esa actividad, pero era parte de lo que la mayoría de los integrantes de su familia hacían, sin saber también que esa es una gran herramienta que ahora va de la mano con su trabajo como diseñadora de modas, para hacer negociaciones y ventas. Eira pasó por muchas etapas antes de encausar toda su energía a su carrera como Diseñadora. De ésta manera es como ella estudió la carrera profesional de Licenciatura en Administración de Empresas, en el Instituto Tecnológico de Tuxtepec, posteriormente empezó a trabajar como docente, en una Universidad particular, después ingresó a instituciones de nivel superior, como encargada de control escolar, así como también trabajó en el Cecyteo como Subdirectora y luego como Directora en uno de los Centros Censat, más tarde también incursionó como docente en el Cecyte, siendo que en estos trabajos tenía que viajar mucho en el interior del Estado, fue así como por azahares del destino, vino a dar a la Costa, lugar del cual se enamoró y decidió quedarse en Huatulco y hacer el emprendimiento de un negocio, lo cual era una idea que tenía desde mucho tiempo atrás. Y sobre todo porque ya planeaba querer impulsar el trabajo artesanal de su gente de Chicapa, darlo a conocer a otro nivel, ya que el traje típico regional, no cualquier persona puede adquirirlo, aunque a todos les encanta, porque el bordado es maravilloso, el degradado de colores que tiene, los matices que lleva, así que lo que élla quiso es aprovechar ese bordado de sus paisanos y llevarlos a prendas de uso más cotidiano, vestidos estilizados, para poder usarlos en diferentes ocasiones. Así que ella imagina, crea y finalmente dirige las ideas con el equipo de artesanos con quienes trabaja, solicitando los diseños de flores, tamaños de las mismas, matices de colores, así que encarga los bordados y tejidos, indicando los colores que pueden gustar, así mismo elige las telas, que van desde las más frescas, telas de calidad, ya que los gustos de las personas más exigentes son que los vestidos sean cómodos, frescos, que tengan buena calidad, para que no se vaya devaluando la prenda. Un traje regional tiene plusvalía, así que los vestidos de igual forma ganan un valor con el paso del tiempo. Pero también diseña trajes típicos, los cuáles se llevan un tiempo de elaboración de 3 meses en una jornada laboral que va desde la mañana, hasta el anochecer.

Platicar con Eira Orozco Pineda es un placer el escuchar cómo se apasiona contando detalle a detalle de los trazos, de los colores, de las formas, de los estilos, mucho de su vida actual gira en torno a esa creatividad que le apasiona por lograr las mejores prendas. Y nos dice que su inspiración es cuando hace un vestido es la belleza, que la mujer pueda transmitir en el momento de portar un vestido artesanal, en el momento en que ellas se esmeren en su arreglo personal y puedan exponerse en un evento social y que sean las reinas del evento, que sean realmente admiradas, por lo que ella imagina que la persona ya lo trae puesto y cómo puede impactar más, es eso lo que la mueve a que cuando crea un vestido lo hace con todo el amor a esa prenda, buscando además los colores básicos, como el blanco, el azul rey, el rojo, pero también los colores juveniles. Actualmente se sigue preparando estudiando diseño de modas profesional, porque quiere ofrecer mayor calidad de lo que ya hace, ya que ella quiere trascender a nivel nacional e internacional, para que vean el trabajo que se hace en el Istmo de Tehuantepec, ya que quiere dejar un legado como oaxaqueña.

El negocio de ella es Teca Huatulco,  para realzar la belleza de la mujer mexicana e internacional, porque considera que el vestido istmeño es el marco perfecto para resaltar la belleza de la mujer, es hija única entre seis varones, es la de en medio y también es madre de familia, de una chica de 17 años que se llama Hannia Lorelyli, quien es el motor más grande de su vida, por quien cada día se levanta para dar lo mejor de sí misma.

Agradece a Dios por permitirle realizar su sueño, para ponerla en el camino de las personas que le han permitido realizar sus sueños. Admira a su mamá porque es una gran administradora, dentro de muchas cualidades que tiene y porque ha sido un gran ejemplo para ella, así como a su papá, porque cada quien hizo el papel que le correspondía y le dieron una formación de la cual se siente muy contenta de tener. Le encantan muchos hobbies, como hacer deporte, pero también admirar el amanecer, el atardecer, en fin se considera amante de la belleza y disfruta de cada momento que su vida y Dios le permite. Uno de sus sueños es llegar a abrir varios negocios y tener no sólo Teca Huatulco, sino Teca Monterrey, Teca Cancún y Teca en cualquier parte del mundo, ese es su sueño y mientras Dios se lo permita seguirá luchando por conseguir sus sueños y llevando la felicidad a quienes usan sus diseños, en los cuáles hay mucho trabajo, mucho tiempo, mucha inspiración, amor, calidad, buen gusto, dedicación, pasión e imaginación, entre tantas cosas que se impregnan durante el proceso de su realización y espera que más gente la conozca, por eso nos da su Facebook y es: Eira N. Orozco Pineda y el celular para pedidos: 9581303745, en donde pueden contactarla y pedirle una prenda sin límites de su imaginación, en donde ella va a captar perfectamente sus ideas.

Ya lo saben amigos, Chicapa de Castro, es de aquellos pueblos tan provincianos que es un orgullo para los oaxaqueños que se conservan como si el tiempo no pasara y la vida apenas estuviera iniciando, por lo que los invitamos a conocerlo y estamos seguros que quedarás enamorado de ese bellísimo pueblo provinciano.