10 veces que Disney mintió para no arruinar infancias

No es sorpresa que varios de los clásicos de Disney están basados en cuentos y leyendas mucho más antiguas; ¿con cuáles te quedas?

 

CIUDAD DE MÉXICO.

¿Con cuál de las dos versiones te quedas? Con las originales o las que viste de pequeño en las películas de Disney.

Y es que no es sorpresa que varios de sus clásicos están basados en cuentos y leyendas mucho más antiguas.

Lo que pocos saben es lo mucho que Disney transformó las historias originales para, entre otras cosas, no traumatizarnos de por vida.

 

Imagen: GIPHY

Para probarlo, aquí te mostramos la comparación entre lo que Disney mostró en pantalla y lo que ocurrió en la historia real.

 

1. Pocahontas (1995)

 

Lo que Disney nos contó: En 1610, un grupo de colonos llegan a tierras americanas. Ahí, el explorador John Smith (alto, rubio, de ojos azules) se enamora de Pocahontas, la hermosa hija del Gran Jefe.

Juntos corren por las colinas cantando a la luz de la luna hasta que se ven fatalmente separados por el destino. 

 

Imagen: Walt Disney Pictures

La historia real: John Smith y Pocahontas nunca se enamoraron, para empezar porque Pocahontas en ese momento de la historia tenía 10 años y John 27, así que habría sido algo perverso.

De quien sí se enamoró unos años después fue de Kokoum, con quien se unió y tuvo un hijo.

Desafortunadamente, Pocahontas enviudó al poco tiempo y viajó a Londres, donde se casó con John Rolfe, cambió su nombre a Rebecca y murió a los 22 años. 

 

Imagen: Creative Commons

 

 

2. La bella durmiente (1959)

 

Lo que Disney nos contó: Cuando nace la princesa Aurora, Maléfica la maldice para que a los 16 años se pinche el dedo con el huso de una rueca y muera.

Sus hadas madrinas modifican el hechizo y la ocultan, pero la profecía se cumple de todos modos y Aurora espera dormida hasta que su príncipe azul la despierta con un beso de amor.

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: En cuento original de Giambattista Bassile, la princesa Talía efectivamente se pincha con el huso y aparentemente muere.

Su papá la deja descansando por siempre en una torre. Hasta ahí todo bien… hasta que aparece un rey, se topa con Talía y se le hace fácil abusar de la chica. 

Para hacer todo más raro, nueve meses después el ‘cadáver’ de Talía revive para dar a luz a dos gemelos. ¿WTF?

Otro detalle que no nos dijeron fue que el rey estaba casado y su reina, en venganza por la infidelidad de su marido, intenta cocinar vivos a Talía y a sus hijos. 

 

Imagen: Creative Commons

 

 

3. La Cenicienta (1950)

 

Lo que Disney nos contó: Cenicienta es una chica huérfana que es maltratada por su madrastra y sus dos hermanastras.

Su vida cambia cuando un hada madrina le hace un make-over para ir al baile del palacio donde pierde un zapato. Después de mucho drama el prínicpe da con ella, se casan y viven felices por siempre.

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: El cuento de Charles Perrault tiene mucho más que ver con el acoso que con el amor verdadero y la magia.

En esta historia el príncipe coloca brea en las escaleras del palacio para que Cenicienta no pueda escapar y por eso pierde la zapatilla.

Las hermanastras se mutilan los dedos y talón del pie para intentar que su pie entre en el zapato, pero no logran engañar al príncipe, quien descubre a Cenicienta y se casa con ella.

Una vez en su papel de princesa, Cenicienta se venga de su madrastra y hermanastras haciendo que varias palomas les piquen los ojos hasta dejarlas ciegas.

 

Imagen: Creative Commons

 

4. El libro de la selva (1967)

 

Lo que Disney nos contó: Mowgli es un niño dulce que crece en la selva y con la ayuda del oso Balloo y la pantera Baguira logra ahuyentar al tigre Shere Kan.

Eventualmente, Mowgli llega a la aldea de los hombres donde crece para ser un ser humano de bien.

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: según la fábula de Rudyard Kipling todo fue mucho más violento de lo que nos hicieron creer. Pues Mowgli sí crece con Baloo y Baguira como tutores, pero ambos lo educan a golpes.

Después, Mowgli sí llega a una aldea, pero las reglas humanas no le sientan tan bien así que, cuando lo acusan de ser un brujo licántropo, el chico se enoja y mata a todos.

 

Imagen: Creative Commons

 

 

5. El jorobado de Notre Dame (1996)

 

Lo que Disney nos contó: Quasimodo es un joven jorobado que crece en el campanario de Notre Dame completamente convencido de que es un monstruo hasta que llega la gitana Esmeralda.

Quasimodo se enamora pero ella lo batea por Febo, un morrito guapo y rubio del ejército. Resignado a ser su amigo, Quasi la ayuda a escapar y a liberar a todo París del yugo del cruel juez Frollo. 

 

Imagen: GIPHY

 

 

La historia real: La primera gran diferencia es que en la novela de Victor Hugo, Quasimodo es sordomudo, así que apenas y puede hablar (ya no se diga cantar como LuisMi).

Y es mucho más violento: secuestra a Esmeralda, la libera, mata sin querer a varios gitanos que intentaban liberarla y cuando descubre que Frollo la ha ahorcado, lo avienta desde lo alto del campanario.

Desolado por la pérdida de su amada, Quasimodo se queda abrazado a su cadáver hasta que años después encuentran a los dos esqueletos juntos. 

 

Imagen: Creative Commons

 

 

6. Mulán (1998)

 

Lo que Disney nos contó: Cuando los Hunos invaden China, Mulán se hace pasar por su padre y se enlista en el ejército.

Ahí debe cambiar su nombre, identidad y apariencia para que no sepan que es mujer y la decapiten.

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: la verdad es que Disney se vio bastante retrógrada en su adaptació de la leyenda original de Mulan y eso que salió 1 mil 400 años después.

En la leyenda, ella aprende a luchar sola y es su propia familia quien la envía a la guerra porque sabe que puede ayudar al imperio. Lo único que le piden es que vuelva virgen.

12 años después Mulan regresa a casa, retoma su vida y se casa con uno de sus vecinos. Es hasta la boda que sus compañeros se enteran que es mujer y en vez de repudiarla la celebran. 

 

Imagen: Creative Commons

 

 

7. Peter Pan (1953)

 

Lo que Disney nos contó: Wendy Darling y sus hermanos llegan a Nunca Jamás, donde conocen a Peter Pan, a su fiel campanita y a los niños perdido.

Wendy y Peter se enamoran (esos primeros amores de la infancia) y a Campanita no le hace muy feliz por lo que intenta deshacerse de ella.

 

Imagen: GIPHY

 

 

La historia real: en el cuento de J.M. Barrie, son los Niños Perdidos quienes intentan asesinar a Wendy porque no les agrada tanto que su líder ande de novio. 

Pero claro, siempre será más sencillo poner a una mujer (aunque sea un hada) a competir con otra por la atención de un hombre. Mal, Disney, muy mal.

 

Imagen: Creative Commons

 

 

8. Rapunzel (Enredados, 2010)

 

Lo que Disney nos contó: Gothel rapta a Rapunzel cuando era una bebé y la encierra en una torre. Le hace creer que es su madre para aprovechar el poder mágico de su cabello.

Pero un día llega Flynn Ryder y junto con él Rapunzel descubre el mundo y que en realidad es la princesa perdida.

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: la madre de Rapunzel la intercambia con una bruja a cambio de comida. La bruja la encierra en una torre y todas las tardes trepa su cabello para visitarla.

Un día, un príncipe sube la extraña cuerda y se encuentra con Rapunzel. Se enamoran y al poco tiempo Rapunzel queda embarazada.

La bruja enfurece, le corta el cabello y destierra a Rapunzel. Le tiene una trampa a su amado, que en un acto de desesperación se arroja de la torre y queda ciego. 

Pasados varios años, Rapunzel y el príncipe se encuentran. Ella cura su ceguera con lágrimas y todos viven felices para siempre. 

 

Imagen: Creative Commons

 

9. Hércules (1997)

 

Lo que Disney nos contó: Hércules es un semidios que por obra de Hades acaba atrapado en la Tierra y tiene que probar que es un héroe verdadero para subir al Olimpo.

En esta odisea se topa con Megara, prisionera de Hades. Ella se sacrifica por él, él la salva del inframundo y cuando están en el Olimpo él decide ser mortal junto con ella. 

 

Imagen: GIPHY

 

La historia real: Para empezar, quien odia a Hércules no es Hades sino Hera, la esposa de Hades que está harta de las infidelidades de su marido. 

Lo intenta matar en varias ocasiones pero falla. Así que mejor decide volver loco a Hércules, quien mata a Megara y a sus hijos; el oráculo le dice que para redimirse tiene que hacer 12 trabajos.

Hércules triunfa como los grandes, hasta que una de sus dos siguientes esposas lo cubre con una manta empapada en sangre venenosa de centauro y nuestro héroe muere.

 

Imagen: Creative Commons

 

 

10. Anastasia (1998), que no es de Disney, pero también aplica

 

Lo que nos contaron: Tras la revolución de 1917, Anastasia, la menor de las hijas del Zar Nicolás, sobrevive pero pierde la memoria y crece creyendo que se llama Anya.

Con ayuda de un apuesto vago Dimitri, su amigo y un perro, Anya descubre su verdadera identidad, escapa del malvado Rasputín y asume su lugar como heredera al trono ruso.

 

Imagen: GIPHY

 

 

La historia real: La situación de Rusia a inicios de siglo no era tan fabulosa como parece al inicio de la película, a decir verdad, la población estaba sumida en la pobreza.

Rasputín no era un hechicero, solo un monje bastante pervertido que sedujo y abusó de la emperatriz y de todas las hijas (Anastasia incluida).

Por último, Anastasia sí murio en la Revolución, pero como no se encontró su cadáver surgió la leyenda de que seguía viva. Sus restos fueron encontrados en un sótado del palacio varios años después. 

 

Imagen: Creative Commons

 

 

Con información de Excelsior